View all news

Wells Fargo Apoya la provisión de Asistencia Legal a Inquilinos a Riesgo de Desocupación

09/24/2020
Share

SAN FRANCISCO--(BUSINESS WIRE)--Hasta 40 millones de inquilinos estadounidenses afectados por la retracción económica relacionada con la COVID-19 podrían tener que hacer frente a un desalojo una vez que las protecciones federales contra el desalojo finalicen, de acuerdo con las investigaciones del Aspen Institute y el COVID-19 Eviction Defense Project (Proyecto de Defensa contra el Desalojo por la COVID-19). En respuesta a esta crisis emergente y como parte de su compromiso de aportar $175 millones de ayuda por la COVID, Wells Fargo donará $5.4 millones en subvenciones a 15 organizaciones sin fines de lucro enfocadas en proveer asistencia legal que trabajarán para que individuos y familias puedan permanecer en sus hogares a través de servicios e iniciativas de defensa legal. Un estudio de Harvard ha demostrado que dos tercios de los inquilinos con representación legal tienen más probabilidades de evitar una sentencia de desalojo y de permanecer en sus hogares.

Si bien los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una moratoria temporal hasta fin de año que suspende el desalojo de aquellos inquilinos que no pueden pagar el arrendamiento, esta medida requiere que los inquilinos presenten un formulario de declaración federal (en inglés) para ser elegibles para la protección contra el desalojo. Además, los inquilinos deben entender diversas leyes estatales y procesos legales locales.

La falta de representación legal para las personas de bajos ingresos constituye una inequidad flagrante. Los investigadores de Harvard determinaron que alrededor del 90% de los propietarios de vivienda cuentan con representación legal, mientras que solo 10% de los inquilinos cuentan con la misma, lo cual los coloca en una situación de amplia desventaja. Las personas de color, en especial los inquilinos negros e hispanos, representan el 80% de las personas en riesgo de desalojo, de acuerdo con el Aspen Institute.

“Las consecuencias económicas de la COVID-19 están provocando inestabilidad de la vivienda para muchísimos inquilinos, incluyendo para las familias negras e hispanas”, indicó Eileen Fitzgerald, Directora de Filantropía relacionada con la Asequibilidad de la Vivienda de la Wells Fargo Foundation. “Mientras seguimos buscando maneras de ayudar a las personas para que permanezcan en sus hogares, Wells Fargo considera que respaldar la capacidad de estas organizaciones para proporcionar asistencia legal es una medida importante para ayudarles a evitar el desalojo, que a menudo es el primer paso hacia la inestabilidad financiera adicional, y posiblemente hacia la pérdida de la vivienda”.

Por medio de esta iniciativa sin precedentes de Wells Fargo Foundation, estas donaciones permitirán que organizaciones sin fines de lucro seleccionadas, ofrezcan representación y asesoría legal gratuita o de bajo costo a las personas en riesgo de desalojo, promuevan un trabajo de defensa e identifiquen soluciones para mitigar los desalojos en todo EE. UU., inclusive para las personas de color, quienes han sido afectadas de forma desproporcionada por la retracción económica causada por la COVID-19.

“Los abogados de los servicios jurídicos desempeñan un rol fundamental para hacer valer los derechos de los inquilinos y prevenir los desalojos”, señaló Shamus Roller, Director Ejecutivo del National Housing Law Project. “Prevenir los desalojos y preservar los derechos de los inquilinos son cuestiones de justicia racial de vital importancia, teniendo en cuenta la larga historia de segregación e inequidades de nuestro país que existen en nuestro actual sistema de vivienda. Los desalojos siempre han puesto en peligro la salud y el bienestar de las familias, pero la COVID-19 ha empeorado las cosas, lo que demuestra la importancia de la defensa contra el desalojo y la asistencia con el arrendamiento. Los inquilinos que necesiten ayuda para entender la nueva moratoria, completar su formulario de declaración o que tengan preguntas sobre la elegibilidad deben comunicarse con el proveedor de servicios jurídicos”.

Entre los beneficiarios de las donaciones de Wells Fargo Foundation en apoyo para la provisión de asistencia jurídica a los inquilinos en riesgo de desalojo se incluyen:

  • Atlanta Legal Aid Society
  • Bay Area Legal Aid
  • Colorado Legal Services
  • Community Legal Services (Filadelfia)
  • Greater Miami Legal Services
  • Housing Opportunities Made Equal (Richmond, VA)
  • Lawyers Committee for Better Housing (Chicago)
  • Legal Aid of North Carolina
  • Eastern Missouri Legal Services
  • Mid-Minnesota Legal Aid
  • National Housing Law Project
  • Pro Bono Resource Center of Maryland
  • Southeast Louisiana Legal Services
  • Texas Rio Grande Legal Services
  • Volunteer Lawyers Birmingham

La compañía se centra en proporcionar apoyo filantrópico a las organizaciones sin fines de lucro para ayudar a individuos, familias, empresarios y comunidades con el objetivo de brindar asistencia a las personas de grupos étnicos y raciales diversos que se hayan visto afectadas de forma desproporcionada por la pandemia. Como parte de esta iniciativa, Wells Fargo Foundation ha otorgado más de 1,200 subvenciones para la vivienda en respuesta a la COVID-19.

Ayuda a los clientes

En su actividad comercial, Wells Fargo ha ayudado a más de 2.7 millones de consumidores y clientes de pequeña empresa difiriendo pagos y exonerando el pago de cargos desde fines del segundo trimestre de 2020. Esto incluye más de 2.5 millones de pagos diferidos, lo cual representa más de $5,000 millones en capital e interés, incluidos $3,200 millones en préstamos hipotecarios administrados por terceros. También refleja aproximadamente 6 millones de exenciones del pago de cargos, por un valor que supera los $200 millones.

Acerca de Wells Fargo

Wells Fargo & Company (NYSE: WFC) es una compañía de servicios financieros diversificados basada en la comunidad con activos de $1.98 billones. La visión de Wells Fargo consiste en satisfacer las necesidades financieras de nuestros clientes y ayudarles a alcanzar el éxito financiero. Fundada en 1852 y con sede en San Francisco, Wells Fargo brinda productos y servicios bancarios, de inversión y de préstamos hipotecarios, así como financiamiento comercial y al consumidor a través de 7,400 sucursales, más de 13,000 cajeros automáticos (ATM), por Internet (wellsfargo.com y wellsfargo.com/es) y la Banca Móvil (Mobile Banking), y tiene oficinas en 31 países y territorios para respaldar a los clientes que realizan operaciones empresariales en la economía global. Con aproximadamente 263,000 miembros del equipo, Wells Fargo presta servicios a uno de cada tres hogares en Estados Unidos. En el año 2020, Wells Fargo & Company ocupó el puesto número 30 en la clasificación de las empresas más grandes de Estados Unidos que elabora la revista Fortune. Las noticias, los conocimientos y las perspectivas de Wells Fargo también están disponibles en los Relatos de Wells Fargo.

Se puede encontrar información adicional en www.wellsfargo.com/es | Twitter: @WellsFargo (en inglés).

Medios de comunicación
Ruth Villalonga
(817) 304-6475
Ruth.Villalonga@wellsfargo.com
@rvillalongaWF

o

Chris Hammond (en inglés)
(415) 310-9152
Chris.L.Hammond@wellsfargo.com
@ChrisHammondWF

Multimedia Files:

View all news